¡FELIZ CUMPLEAÑOS INTERSTICIO!

Intersticio hoy, 7 de Noviembre de 2013, cumple 4 años de plantación. Se expandió uniendo ambas instituciones (comisaria y banco) y alcanzando la terraza del taller de enmarcado con todo su potencial.

Nuestro objetivo cumplido. Seguimos generando ciclos de vida y transformación.



INTERSTICIO - un paréntesis en este blog


“La ansiedad no existe en la Naturaleza”
Palabras de Remo Bianchedi en Antiarte – Canal a


Verdad.
Admiro la naturaleza por no identificarse con la ansiedad; yo no aprendo.
Fluye en el wu wei. Crece lenta e intersticialmente, agazapada y calladamente.
Admiro la naturaleza en su esencia sublime.
Admiro la naturaleza en su capacidad de resiliencia.
¿Cuál es el tiempo biológico de la naturaleza? 
¿Qué estación transitan hoy las plantas?
Estamos culminando el mes de mayo, aún nos queda un mes más de otoño. La Pluma de Santa Teresita explota de pimpollos y flores fucsias en la ventana a la galería de la casa de mi madre. La Camelia blanca en el patio tiene más de treinta pimpollos  a punto y en la carrera mágica por abrir ya más de cinco bellas e inmaculadas flores desplegadas. Las enredaderas Ampelopsis - más aún Intersticio – se extienden ganando terreno vertical mientras rojas intensas sus hojas van cayendo. La Pluma de Santa Teresita y la Camelia tienen el punto de floración como si estuviéramos a finales de julio o comienzos de agosto; como si transitáramos la culminación del invierno. Las ampelopsis parecen no detener su ritmo de crecimiento.
¿Qué nos sucede? Entre el fin del mundo, las tormentas solares y el cambio de eje de la Tierra nosotros estamos inmersos en una ansiedad abismal y violenta. La naturaleza, silenciosamente, en el continuo movimiento de la no acción; crece, se expande, brilla. Sin ansiedad saltó una estación o como en un tiempo paralelo reconoció que los meses del calendario gregoriano ya no son de la misma extensión.
Nosotros nos quejamos, mientras tanto la naturaleza florece.



Reflexiono. Pienso que las plantas avanzan en sus ciclos de crecimiento para compensar el vandalismo de las cuadrillas contratadas por la Municipalidad para realizar la escamonda de los árboles de las calles de la ciudad. Vandalismo salvaje. Pienso que debe ser penado por la justicia.
En la vereda de mi casa un esbelto Álamo plateado columnar, plantado y cuidado por Emiliano, resplandecía con sus brazos en alto hasta que algún contratado falto de armonía y estética con motosierra en mano lo dejó manco y desequilibrado. 
Inmóviles ante los restos abandonados se nos cayó una lágrima.
La falta del menor sentido estético se perdona pero el cercenar un árbol con tanta ignorancia no. La única rama que daba sombra sobre la fachada de la casa es la misma que no me deja colocar la llave en la cerradura a la noche porque es la única rama que no podaron.

Volvamos al comienzo.
La naturaleza no sufre ansiedad, perdona, no pierde tiempo, acepta y continúa.
Admiro la naturaleza.
Intento contemplar el secreto de la magnificencia de las Camelias blancas bendecidas por la luna llena (de no sé qué mes ni qué estación).
Intento contemplar y aprender.


INTERSTICIO - crecimiento expandido


Hacia la comisaria y más allá